Archivo de la etiqueta: Cuentos

Una de vampiro…

tree-407256_640

Son las 11 de la noche y camino por las calles de esta enorme ciudad. Es una acera amplia que da hacia las escaleras de la torre B. Camino tranquilo, observando alrededor, pero sin concentrarme en nada. La calle esta despejada, uno que otro vehículo a intervalos acompasados, pocos transeúntes. Me siento en uno de los primeros escalones y enciendo mi primer cigarrillo de esta noche. Absorto en mis pensamientos he dejado de percibir el mundo. El vigilante en su ronda nocturna se me acerca cauteloso desde los escalones superiores. Me observa, pero debo contrastar con su imagen mental de un vagabundo o un borracho, simplemente me observa. Aunque me molesta la insistencia en su mirar, opto por no hacerle caso. Tengo sed, hace tiempo que llevo esta sed que me sobrepasa y no me deja pensar. Me siento ahogado y mis instintos me dicen lo que debo hacer, sin embargo, la apatía que me acompaña en estos últimos días hacen que soportarla sea llevadero. Alguien se acerca, en la distancia logro percibir la silueta lejana de una dama que acaba de cruzar la acera. Su taconeo, apenas perceptible, normalmente no me deja lugar a dudas, es un paso apurado, debe medir no más de un metro sesenta y cinco, es delgada y camina con ese hechizo mágico de las latinas en sus caderas. Me levanto y espero que el taconeo se haga audible, la espero sin emoción, ya esta próxima a aparecer frente a nosotros, el vigilante, que ya la escucha también la espera. La vemos pasar frente a nosotros, no voltea porque se sabe observada, es una regla tácita, no se deben mirar los ojos de los extraños, y mucho menos sola de noche, aunque sea un paraje iluminado. Dejo pasar algunos segundos y sin pensarlo demasiado empiezo a caminar en la misma dirección de la mujer que acaba de pasar. Puedo percibir la mueca pérfida del vigilante, con sus instintos mortales impregnados de predecible imaginación. Decido girar y observarlo directamente a los ojos, baja la mirada en parte descubierto y en parte intimidado.

Seguir leyendo Una de vampiro…