Archivo de la etiqueta: Empresa

Economía Compartida (Uberización)

A file illustration picture shows the logo of car-sharing service app Uber on a smartphone next to the picture of an official German taxi sign in Frankfurt, September 15, 2014. A German court is set to rule March 18, 2015, whether Uber's novel taxi-hailing service violates driver licensing rules, a decision that could lead to a nationwide ban on the service. The case in a Frankfurt court brought by German taxi operator group Taxi Deutschland against Uber is one of more than a dozen lawsuits filed across Europe in recent months by taxi industry associations against the San Francisco-based company. Taxi drivers around the world consider Uber unfairly bypasses local licensing and safety regulations by using the internet to put drivers in touch with passengers. REUTERS/Kai Pfaffenbach/Files (GERMANY - Tags: BUSINESS EMPLOYMENT CRIME LAW TRANSPORT)

Se ha puesto en boga un nuevo término, la “Uberización” y es que el fenómeno corporativo que ha logrado esta empresa, se ha vuelto, si cabe el término, “viral”. Y es que ahora existen cientos de plataformas que intentan replicar el éxito del modelos de negocios, aplicándolo a casi cualquier idea de negocios.
Para muchos es la panacea de la monetización de las aplicaciones web, la democratización de la economía, lo llaman algunos. Sin embargo, no todo es tan bueno como parece. En algunos países la aplicación ha logrado poner en jaque a los gremios de taxistas tradicionales. Y como en todo negocio exitoso, existe un área gris.
Cada adelanto tecnológico, ha encontrado vacíos en las legislaciones de los países, las cuales siempre van un paso detrás de la tecnología. En el caso de este modelo de negocios, se ha hecho más que evidente. Uber Technologies Inc. es una empresa internacional que proporciona a sus clientes un servicio de transporte, haciendo uso de una aplicación móvil, la cual conecta a los pasajeros con los conductores de vehículos registrados en su servicio. No es la primera empresa en aplicar este modelo de negocios, pero es la primera en hacerlo de forma tan exitosa, tanto es así que su nombre se esta volviendo sinónimo de este modelo.

Y ha estas alturas, estimado lector, puede preguntarse, ¿qué tiene de malo este emprendimiento? ¿por qué la llegada de esta empresa ha suscitado en algunos casos una oleada de protestas? ¿por qué hay países que han decidido simplemente prohibir la aplicación? Los puntos débiles del modelo de negocio vienen en diferentes formas y no en todos los países tienen las mismas implicaciones. En todas las economías, la competencia se abre camino y es lo que induce finalmente los cambios en cada una de sus áreas. Por ejemplo, en Colombia, se produjeron protestas masivas de los gremios de transportistas, sus razones, autos sin matrícula especial y con seguros de autos personales, ejercen de transporte, sin que las autoridades puedan hacer nada al respecto. Por el lado de los clientes, todo se reduce a algo, bajos costos y confianza. Alemania optó por prohibirla. En Inglaterra, los taxistas tradicionales han estado haciendo lobby para que se prohíba o se regule su utilización, pero es que en este país, los taxistas, deben estudiar 3 meses y aprobar un examen para ejercer dicha profesión.DOCU_GRUPO
En este orden de ideas, el mismo modelo de negocios ha entrado en otras áreas de la economía. Ahora existen aplicaciones semejantes, que abarcan desde el arrendamiento de habitaciones, hasta restaurantes caseros. Y en cada una de esas áreas, los clientes se favorecen mientras que los negocios tradicionales, tiemblan o luchan para adaptarse y prosperar con una competencia feroz y directa, donde en muchos casos las legislaciones e impuestos que les son inherentes a su actividad, no son aplicables a su competencia.
Es esta el área gris que mencionamos anteriormente, ¿cómo se pueden regular estos mercados secundarios para que los clientes no se vean perjudicados? Por ejemplo, si el automóvil en el que se desplazan sufre un accidente, ¿qué ocurre? ¿Si al comer en un restaurante casero, el cliente sufre una alergia, cómo se procede? ¿Quién protege al cliente, que al llegar a la ubicación mencionada para hospedarse, descubre que lo estafaron? Estas son las preguntas, a las que las regulaciones y las leyes deben responder, y deben hacerlo pronto, ya el modelo de negocios se está consolidando y lo abarcará todo.
Incluso en el mercado Venezolano, están apareciendo referencias u imitaciones interesantes, de dichos emprendimientos. Es que el poco incentivo de nuestro mercado interno para las empresas extranjeras, han hecho un caldo de cultivo para ideas que pueden resultar en iniciativas comerciales que podrían madurar y resultar competitivas al salir al mercado internacional. Mientras tanto, como clientes, hagamos uso de estas plataformas, disfrutemos los beneficios y recordemos que la novedad no está exenta de riesgos.

«La semana pasada, Alphabet, la firma matriz de Google, superó a Apple como la empresa más valiosa del mundo al reportar utilidades de US$4.900 millones en el último trimestre de 2015, un aumento de US$200 millones comparado con el mismo periodo en el año anterior.»

Fuente BBC

Sobre el trabajo colaborativo

Working_Together_Teamwork_Puzzle_Concept

Mucho se ha escrito sobre y acerca del trabajo colaborativo, esta entrada en particular no pretende tener un rigor académico para definir o explicar qué es el trabajo colaborativo, es más bien, mi reflexión personal sobre el impacto que ha tenido y seguirá teniendo sobre la manera de hacer las cosas.

Desde el momento en el que se pudieron editar y enviar faxes desde los terminales de computadora, se aceleró este movimiento que en el presente nos permite editar documentos en línea, controlar el acceso a los mismos, divulgarlos, entre otros. Hemos llegado al principio, a la esencia de lo que a mi manera de ver es el trabajo colaborativo, la edición simultánea de cualquier documento, por varios colaboradores a la vez, desde cualquier lugar. Aquello que nació en los foros, donde todos daban una opinión particular sobre temas comunes, ha llegado a que podamos manejar una hoja de cálculo desde varias localidades, sedes y departamentos, accediendo al mismo documento, a la vez.

Para las nuevas generaciones, es simplemente algo natural, han vivido en este mundo de las redes sociales, donde podemos visualizar los eventos de nuestro alrededor en un foro constante, desde sus opiniones hasta en la vida misma de las personas. Sin embargo, existe una fuerza laboral a la que le está costando algo de trabajo adaptarse. Expresiones como nube, red, compartir, en línea, y algunas otras a las que no hago referencia para no hacer publicidad gratuita, generan una gran incertidumbre en aquellos usuarios que se habían acostumbrado a una sola forma de hacer las cosas. Es un handicap que debe ser superado por todos aquellos que quieran seguir escalando en el mercado laboral.

El esfuerzo laboral, ya no es solo colaborativo, también es de hecho multidisciplinario. Las nuevas aplicaciones y herramientas ofimáticas, ahora permiten que personal de diferentes áreas y/o profesiones distintas, en localidades diferentes, puedan trabajar en un mismo documento, participando activa y simultáneamente en su edición. De igual forma, hacer una videoconferencia es cuestión de formalizar la hora y depende prácticamente de la calidad de la conexión.

En este sentido, se nos presentan algunas de las desventajas. Dependemos excesivamente de la conexión a Internet. De igual manera, en algunos tipos de documentos o de aplicaciones, es importante mantener el adecuado control de versiones, para mantener un hilo coherente de los cambios realizados y por quién.

Retos hay muchísimos. Quizás el más importante es mantener una formación constante. A aquellos que manejan personal, es indispensable, preocuparse por la preparación de sus recursos humanos y fortalecerse en la utilización de las nuevas tecnologías. Existe una brecha de conocimientos entre las generaciones, las aplicaciones móviles, han permitido que una parte importante de la fuerza laboral, entienda lo que significan los conceptos mencionados anteriormente, sin embargo, puede que carezcan de la experiencia necesaria para su correcta utilización en el ámbito laboral. Es por ello que es necesario “colaborar” en el desarrollo y formación de los recursos humanos.

Cualquiera sea la organización, será la misma dinámica la que irá dictando su propio ritmo en la adaptación e incorporación de dichas tecnologías. Lo importante es mantener los ojos abiertos y cuestionar, siempre aportando, la forma tradicional y los paradigmas establecidos. Después de todo, los resultados siempre serán la voz que disipará las dudas al incorporar y adoptar nuevas tecnologías.

Es, en definitiva, darle la bienvenida a la sociedad de la información y del conocimiento.